Windows 10 no se despierta del modo de suspensión: 6 formas de solucionarlo

Windows 10 no se despierta del modo de suspensión: 6 formas de solucionarlo

Poner su Windows 10 en modo de suspensión ayuda a ahorrar batería cuando se toma un breve descanso. Este modo permite que la computadora consuma mucha menos energía, pero siempre está lista para un inicio rápido. Simplemente presione cualquier botón y activará la computadora. Desafortunadamente, algunos usuarios descubren que su Windows 10 no se despierta del modo de suspensión.

Este problema puede deberse a una amplia gama de factores, que van desde errores de software hasta errores de hardware. Puede ser un poco difícil diagnosticar y especificar la causa, pero eso no significa que sea imposible. Siempre que su computadora con Windows 10 no se active, existen algunos métodos que puede intentar para solucionar el problema. ¡Sigue desplazándote por las soluciones a continuación!

Qué causa que Windows 10 no se despierte del modo de suspensión y cómo solucionarlo

¡Pánico! Debe ser su primera reacción cuando descubre que la computadora no se despierta del modo de suspensión. Si bien no sabe qué causa el problema, no tiene idea de qué hacer. ¡No te preocupes! Muchos usuarios han experimentado este problema y lograron deshacerse de él. ¡Aprenda más sobre las causas y cómo solucionarlo a continuación!

1. Configuración del sueño

El problema del modo de suspensión de Windows 10 puede deberse a la configuración de suspensión. No muchos usuarios saben que dormir e hibernar son dos modos diferentes. Cuando pone la computadora en modo de suspensión, se puede reactivar fácilmente presionando cualquier botón. Mientras tanto, la hibernación hace que la computadora entre en un sueño más profundo. Por lo tanto, el botón de encendido es la única forma de activarlo.

Te puede interesar:  Cómo obtener audiolibros gratis de estos sitios que nunca conociste

Para resolver el problema de Windows 10 que no se activa después de presionar cualquier tecla, intente presionar el botón de encendido y vea si funciona. Siempre que su computadora vuelva a funcionar, debe verificar la configuración de suspensión. Asegúrese de que la computadora no entre en hibernación antes de dormir.

2. Problema periférico

Cuando está utilizando una computadora de escritorio, los problemas periféricos pueden ser los culpables de que el dispositivo no se active. El mouse y el teclado se usan comúnmente para activar el escritorio. Si encuentra que el escritorio no se activa después de presionar el teclado o hacer clic con el mouse, es posible que deba verificar los periféricos. Aquí puede ser donde comienza el problema.

Compruebe si su ratón o teclado funciona correctamente. Verifique la conexión y asegúrese de que no haya ningún problema con el cable. Si usa un mouse o teclado Bluetooth, verifique el problema de falta de Bluetooth de Windows 10 . Si es necesario, puede encontrar otro teclado o mouse y ver si el problema persiste.

3. Permiso de despertar

El problema del sueño puede ser causado por el permiso de activación. Es posible que haya configurado por error que el mouse y el teclado no tienen permiso para activar la computadora. O bien, la configuración puede cambiar debido a errores. En este caso, debe cambiar la configuración siguiendo estas instrucciones.

  • En el menú Inicio, busque Administrador de dispositivos y abra el programa.
  • Busque la opción Teclados y haga doble clic. Verá Dispositivo de teclado HID en el menú desplegable. Haga clic derecho y seleccione Propiedades.
  • Haga clic en la pestaña Administración de energía. Marque la casilla en la opción que dice que permite que el dispositivo de entrada active su computadora.
  • Seleccione Aceptar.
Te puede interesar:  Usando la característica de Cortana "retomar donde lo dejé" de Windows 10

  • Repita los pasos para el ratón.
  • A continuación, desplácese hacia abajo y navegue hasta la opción USB. En un mouse compatible con HID, debe hacer clic derecho en la opción. Luego, seleccione Propiedades.
  • Haga clic en la pestaña Administración de energía, luego desmarque la casilla Permitir que la computadora apague el dispositivo para ahorrar energía. Haga clic en Aceptar.

  • Habilite el modo de suspensión y verifique si puede activarse con el teclado y el mouse.

Cambiar la configuración de permisos funciona bien para resolver el problema. Pero si no funciona con su computadora, puede encontrar otras causas y soluciones.

4. Vuelva a habilitar la hibernación

La hibernación puede causar un problema de modo de suspensión, al mismo tiempo, puede ayudar a resolver el problema. Cuando está utilizando el modo de hibernación, la computadora puede tardar un poco más en activarse. Pero puede funcionar bien para solucionar el problema temporalmente. Por este motivo, puede volver a habilitar la hibernación desde el símbolo del sistema e intentarlo si funciona.

  • En el menú Inicio, escriba Símbolo del sistema y ábralo con derechos de administrador (haga clic derecho sobre él y elija ejecutar como administrador).
  • Escriba este comando ‘ powercfg.exe /hibernate on ‘, luego presione Enter.
  • Salir del programa.

Para verificar si funciona, ponga su computadora en suspensión e intente despertarla presionando el botón de encendido. Esto debería solucionar el problema. Pero si persiste, puede continuar con otro método.

5. Actualice los controladores de pantalla

El problema de que Windows 10 no se despierta del modo de suspensión puede deberse a un controlador de pantalla obsoleto. Dicho esto, debe actualizar el controlador y ver si la solución mejora su computadora. Simplemente siga las instrucciones a continuación:

  • Ejecute el Administrador de dispositivos. Localice Monitores y haga doble clic.
  • En el menú desplegable, haga clic derecho en el nombre del monitor. Elija Actualizar controlador.
  • También es necesario actualizar los controladores de gráficos. Se puede encontrar en el menú desplegable en Adaptadores de pantalla.
Te puede interesar:  Cómo adjuntar y copiar archivos de un VHD en Windows 10

Una vez que se actualicen los controladores de pantalla, habilite el modo de suspensión e intente activarlo. El problema del modo de suspensión debe resolverse.

6. Deshabilitar inicio rápido

Su Windows 10 tiene una función de inicio rápido que permite que el dispositivo se inicie más rápido. Sin embargo, esta característica puede causar varios problemas, uno de los cuales es el problema del modo de suspensión. Si sospecha que la función de inicio rápido causa este problema, puede solucionarlo siguiendo estos pasos.

  • Busque Opciones de energía en la barra de búsqueda. O bien, elija la opción de energía después de hacer clic con el botón derecho en el icono de la batería .
  • En el panel izquierdo, seleccione la opción para elegir qué puede hacer el botón de encendido .
  • En la parte superior, encontrará ‘Cambiar la configuración que actualmente no está disponible’ y luego haga clic.
  • También debe desmarcar la casilla junto a Activar la opción de inicio rápido.

  • Haga clic en Guardar cambios.

Después de desactivar la función de inicio rápido, intente habilitar el modo de suspensión y active la computadora. Debería ser efectivo para solucionar el problema.

Una y otra vez, el problema de que Windows 10 no se despierta del modo de suspensión puede deberse a muchos factores. Conocer al culpable te ayuda a encontrar la mejor solución para resolver el problema. ¡No entres en pánico! Pruebe varios métodos anteriores y encuentre uno que funcione bien para su computadora.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.